Cómo ahorrar en la factura de la calefacción y pasar un buen invierno

ahorrar calefacción de gas

La calefacción de gas natural es uno de los sistemas más eficientes para calentar viviendas y estancias. Aun así, podemos ver cómo aumentan las facturas del gas a medida que llega el invierno. Con unos simples consejos, puede reducir el consumo de gas para calentar su hogar. ¡Te lo mostramos!

13 de noviembre de 2022

|


Ernesto Villa
Socio Fundador de EnergíaVerde
https://energiaverde.top/wp-content/uploads/2022/06/emiliresp.jpg

Cómo ahorrar en calefacción de gas

El invierno se acerca rápidamente y en algunas partes de la península ya se nota mucho frío en casa. Resulta que, en esta época del año, el consumo de energía en el hogar se dispara y puede convertirse en un problema para la economía del hogar. Aquí hay algunos consejos para que su calefacción de gas sea más eficiente y pueda ahorrar en las facturas de gas.

Revisión de la caldera de gas

La caldera de gas es el corazón de la calefacción del hogar, y de su buen estado depende gran parte del consumo de gas en invierno. Si tu caldera actual es muy antigua, una caldera nueva es un gasto importante que te puede compensar porque la caldera nueva es más eficiente. En cualquier caso, es muy recomendable que avisemos a un técnico para que lo revise y nos aseguremos de que todo está en orden antes de empezar a utilizar el calefactor. Debido al desgaste, en ocasiones la combustión no es todo lo correcta que debería ser, lo que repercute en el consumo de gas. Hacer que un técnico profesional inspeccione nuestra caldera y limpie el radiador puede ayudarnos a reducir nuestra factura mensual.

Te puede interesar:
Cómo desinflar tu radiador | EnergíaVerde

secar la ropa en el radiador

La costumbre de secar la ropa en los radiadores es común en los días de lluvia, e incluso en los días de mucho frío, recoger la ropa seca puede dar una sensación empapada porque hace demasiado frío. Este hábito doméstico no es bueno para ahorrar en la factura del gas: los radiadores calientan el aire frío que entra en contacto con ellos, cediendo así el calor a las estancias de la casa. Si ponemos ropa mojada encima del radiador secaremos la ropa, pero dificultaremos que la temperatura de la habitación sea la correcta, por lo que la caldera trabajará más tiempo y consumirá más.

Mejora el aislamiento de tu hogar

Una manera fácil de aumentar la eficiencia de la calefacción es mejorar el aislamiento de nuestros hogares. Los pisos modernos suelen tener un mejor aislamiento en paredes y techos mediante el uso de fibras y espacios abiertos que acumulan aire. Si estuviéramos viviendo en un piso antiguo, en ese sentido, no nos quedaría más remedio que resignarnos y mejorar en lo posible el aislamiento de puertas y ventanas, así como otros posibles puntos de fuga de calor.

Te puede interesar:
Consejos para ahorrar energía en verano

En ventanas, evidentemente las de doble acristalamiento son más aislantes que las de cristal simple, pero es una fuerte inversión económica. Para mejorar el aislamiento de la ventana, también debes jugar el efecto de luz. Aprovecha las horas de luz para subir las persianas para que el calor del sol influya en la temperatura de la habitación, y viceversa, durante las horas de oscuridad, baja las persianas para aumentar el efecto aislante.

Las ventanas y las cortinas de vidrio también ayudan a mantener el calor en una habitación, y su valor va más allá de la mera decoración. Realiza las mismas acciones que las persianas para optimizar el aislamiento térmico de la estancia.

Aunque la puerta estaba cerrada, a través de la rendija entre la puerta y el piso, había mucha circulación de aire, lo que provocó que la temperatura de la habitación bajara. Tener algo de goma o fieltro ayuda a que el aire no circule por las grietas, es barato y fácil de instalar y nos permite ahorrar hasta un 5% en calor.

Eliminar hábitos de ahorro nocivos

Ya sea por conveniencia o por descuido, todos nos involucramos en comportamientos que nos lastiman parcialmente. Cambiar nuestros hábitos es muy sencillo y muy eficaz a la hora de optimizar la calefacción a gas.

  • No coloque muebles que tapen el radiador, ya que impedirán el correcto intercambio de aire caliente y frío.
  • Sea razonable con la temperatura de su hogar. Se mantiene hasta 21º durante el día y 18º por la noche. Estas temperaturas son recomendables para estar cómodos teniendo en cuenta la estación del año en la que nos encontramos. El aumento de estas temperaturas en 1 grado significa un aumento de alrededor del 7% en los costos de combustible. El objetivo es hacer que el hogar sea cómodo y habitable, no sofocante, y usar mangas cortas, como en verano.
  • Dejar actuar el termostato de la caldera, cuando creemos que hemos alcanzado la temperatura deseada, es más eficiente que encender y apagar la caldera manualmente.
  • Los suelos de madera transmiten una sensación más cálida que los suelos de cerámica: el parquet flotante ayuda a optimizar el aislamiento térmico. Si no tienes los recursos, o simplemente no te gusta un piso de cerámica, siempre puedes cubrirlo con una alfombra o tapete, que ayudará a que el aire de la habitación no se enfríe.
Te puede interesar:
4 falsos mitos sobre el ahorro de electricidad

Elige el precio de gasolina adecuado

Por supuesto, tener buenos precios de gasolina es clave para reducir sus facturas de gas. En Factor Energía nos preocupamos de que puedas disfrutar de la tarifa de gas que mejor se adapta a las necesidades de tu hogar, por eso ofrecemos varios modelos de tarifas (tarifa fija, tarifa variable, tarifa mini). ¿Estás listo para empezar a ahorrar?

Artículos que definitivamente te interesarán

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir