¿Cómo ahorrar energía en tu negocio?

El trabajo del día a día de cualquier negocio está encaminado a la reducción de costes, y uno de los fijos y más importantes es el contenido de este apartado. Te presentamos algunas sugerencias que pueden ayudarte a lograrlo, lo que, por cierto, convertirá tu espacio de trabajo en un lugar más eficiente y sostenible desde el punto de vista ambiental.

7 consejos para ahorrar energía en la oficina

Esté preparado, ya que estos consejos pueden cambiar su consumo:

1. Un plan con datos a mano

Todos tenemos algunas ideas sobre cómo ahorrar energía, pero ¿por qué no profundizar en cuál es nuestro perfil de consumo de oficina antes de comenzar? No hay dos empresas iguales. Esto suena como una auditoría interna porque no es muy diferente; revise las facturas de al menos los últimos 6 meses y realice cambios en función de la cantidad de personas que trabajan en la oficina, si el horario es denso o fragmentado, la cantidad de horas que se siguen ejecutando , o qué equipo Utilice el tiempo más largo para determinar el consumo de modo de consumo. A partir de ahí, interesarte por la tarifa que contrates. Ahora es el momento de decidir si puedes recortar tus gastos y, por supuesto, consultar las tarifas que ofrecen otras compañías.

Te puede interesar:
¿Cómo puede protegerse de un aumento repentino en los precios de la electricidad?

– Ahorre y promueva el consumo de energía verde con EnergíaVerde-

2. Busca la eficiencia

Ahorrar energía es mucho más fácil cuando se utiliza de manera eficiente. Esto no es compatible con sistemas de calefacción y/o aire acondicionado que no funcionen en perfectas condiciones o que sean muy antiguos. Esto también se aplica a todo tipo de electrodomésticos, como cafeteras, frigoríficos o microondas, así como a otros electrodomésticos como los descalcificadores de agua. Verifique si todos funcionan y considere reemplazarlos por otros más eficientes si vale la pena.

3. Ni calor en invierno, ni frío en verano

Sucede todo el tiempo, la calefacción es más razonable en invierno, hace calor cuando estás trabajando, el aire acondicionado en verano te obliga a cubrirte, e incluso provoca un resfriado. En ambos casos, se desperdicia energía y dinero. Como orientación, las temperaturas deben estar entre 24 y 26 ºC en verano y entre 21 y 23 ºC en invierno.

-Descubre cómo aprovechar los cambios de estación para ahorrar energía-

4. Cambia a luces LED

Si aún tienes luces incandescentes, halógenas o fluorescentes en tu oficina, es momento de llevarlas a un lugar limpio y apostar todo por las LED. Utilizando esta tecnología, no solo ahorrarás hasta un 80% de tu consumo, sino que podrás utilizar equipos con una larga vida útil, estimada en 20 años o 175.000 horas de uso al día. A diferencia de otras luces, brindan el mismo rendimiento siempre que use bombillas LED. Además, proporcionan luz instantánea (sin parpadeo) y no emiten calor, lo que se agradece especialmente durante los meses más calurosos del año. Por si todo esto fuera poco, son más respetuosas con el medio ambiente ya que no contienen ingredientes tóxicos como el tungsteno o el mercurio y se pueden reciclar.

Te puede interesar:
Cómo la orientación del hogar afecta el consumo de energía

5. El ahorro de energía en la oficina es un trabajo de equipo

Implementar medidas de ahorro de energía no servirá de mucho si las personas que pasan sus jornadas laborales en la oficina no se dan cuenta de la importancia de sus acciones. Establezca pautas simples, como usar la luz natural tanto como sea posible, apagar las computadoras y las luces al salir de la oficina o cerrar las ventanas en el verano para mejorar la eficiencia del aire acondicionado.

- Calcula cuánta electricidad puedes ahorrar con nosotros -

6. El “modelo de ahorro” puede ser tu mejor aliado

Por lo general, los equipos informáticos se ponen en "modo de suspensión" durante un turno, y vale la pena apagarlos y encenderlos después de un tiempo. Sin embargo, el "modo de suspensión" puede ser muy útil; puede configurar estos mismos dispositivos, junto con otros periféricos (impresoras, pantallas secundarias, escáneres, etc.), para pasar al modo de ahorro de energía después de unos minutos de inactividad.

Te puede interesar:
Energía Alternativa: Biomasa y Biogás

7. Los detectores de movimiento no son solo para películas

¿Por qué usar energía cuando no la necesitas? Usando sensores de movimiento, puede encender las luces automáticamente solo cuando las necesite. Esto es ideal para áreas de tránsito como pasillos, pero también para baños. También es muy útil para ahorrar otro espacio en la oficina. Incluso puedes comprar luces programables que ajustan el tiempo y la intensidad de la luz que necesitas en diferentes momentos del día.

EnergíaVerde, energía rentable

Reducir los costes empresariales es un objetivo eterno, por eso en EnergíaVerde te ofrecemos la oportunidad de hacerlo de una forma sencilla, rápida y sostenible. Sabemos que hay muchas formas de ahorrar energía en la oficina, pero una de las más críticas es cambiar de empresa. Tu cuota mensual de EnergíaVerde será siempre el coste de la luz y la energía, más una cuota de suscripción de 4,90 € al mes.

Ahora puedes contratar el modelo más claro y transparente del mercado con energía 100% renovable, sin necesidad de permanencia. Porque te vendemos la energía al mismo precio que la compramos para evitar las normas abusivas del sector energético que han imperado hasta ahora, haciéndonos a todos más eficientes. ¡Esto suena muy bien! Contáctenos y le diremos cómo ahorrar dinero en su negocio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Subir